Blogia
Yubifmar Design

Hasta el infinito... ¡y más allá!

Hasta el infinito... ¡y más allá!

Copiado: Para compartir

Autor: John Lasseter (coautor de la historia que sirvió de base al guión).

No me hubiera permitido elegir una frase distinta a esta de entre las muchas que conforman el argumento de la película, ya una saga, que traigo hoy hasta el blog: "Toy story".

  La frase «Hasta el infinito... ¡y más allá!», podríamos interpretarla como una declaración de guerra a la falta de confianza y también como una burla a los límites que a veces nos autoimponemos, para ni tan siquiera osar  intentar aquello que soñamos hacer. Porque, sinceramente, creo que en muchas ocasiones seríamos capaces de alcanzar el infinito, si no nos quedáramos a orillas de nuestro mundo dando las cosas por imposibles.

  Pero, aparte de la frase y lo ya dicho sobre ella, hoy me gustaría hablar más concretamente de la amistad; el principal de entre los muchos valores reflejados en esta historia animada con sentimientos tan humanos.

  La perfecta amistad, por ejemplo, entre sus dos principales protagonistas: el vaquero Woody y el astronauta Buzz Lightyear. Si bien al principio la relación comienza en una disputa por celos, mas tarde las dificultades comunes (que buena lección) les hacen ver que la colaboración facilita y allana los problemas, y que el complemento de las virtudes de uno y de otro resulta la fórmula inmejorable para superar cualquier conflicto.

 

Y a vueltas con la amistad, disculpa una pregunta directa: ¿cuántos amigos tienes? La reflexión viene al caso porque en estos tiempos en que los ‘amigos’ se cuentan por cientos en Twitter o en Facebook, es bueno recordar que la palabra ‘amigo’ es sagrada y que, por tanto, sus efectos solo deberían alcanzar a unos pocos. De hecho, muy pocos.

  Por si te sirve de guía, aunque tú ya bien lo sabes, definamos amigo: alguien que te conoce tal como eres, comprende dónde has estado, te acompaña en tus logros y tus fracasos, celebra tus alegrías, comparte tu dolor y jamás te juzga por tus errores. Alguien que cree en ti, aunque tú hayas dejado de creer en ti mismo. Aquel que entra cuando todos los demás se van o quien está contigo porque le necesitas, aunque le encantaría estar en otra parte. Estos son sólo algunos rasgos de los verdaderos amigos; ¿cuántos de tu perfil encajan con esta definición?  Con uno así ya te bastaría...

  Reflexión final:

...y para tener amigos, hay que ser amigo, y por ello me encanta lo que dice la canción principal de Toy story: “Hay un amigo en mi”, porque más importante incluso que tener amigos, es que los demás vean en ti a un amigo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres